Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

CARTAJIMA CULMINA UNA SEMANA SANTA ESPECTACULAR

Ayuntamiento de Cartajima  • ayuntamiento@cartajima.es  • 952180751

Noticias


CARTAJIMA CULMINA UNA SEMANA SANTA ESPECTACULAR

El municipio de Cartajima ha concluido una Semana Santa espectacular, en la que han participado la gran mayoría de los vecinos y, además, muchos visitantes han acudido hasta la localidad para ser testigos de antiguas tradiciones que se encuentran muy arraigadas en el pueblo.
Este año se ha dado la circunstancia de que la tradicional misa del Domingo de Ramos se celebró el sábado, ya que el mismo sacerdote oficia eucaristías en varios municipios de la zona y le es imposible acudir a todos el domingo. Tras la misa, que tuvo lugar en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, los feligreses pasearon por distintas calles de la localidad llevando en sus manos ramas de olivo.
El siguiente acto que se celebró en el municipio fue el Miércoles Santo a las 18:00 horas, cuando cobraron protagonismo los niños gracias a que, desde hace unos años, se haya impulsado la realización de un desfile procesional en el que los más pequeños son los encargados de portar un trono sobre el que se sitúa la Cruz del Amor y una imagen reducida de Nuestro Padre Jesús. Además, las niñas acompañaron la procesión vestidas de mantilla mientras otros se encargaron de tocar música con tambores y trompetas.
El Jueves Santo alrededor de las 20:00 horas salió la primera procesión oficial de Cartajima, en la que la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno recorrió con las manos atadas las calles del pueblo seguido de la Virgen de los Dolores. Por otro lado, el viernes a partir de las 19:30 horas tuvo lugar uno de los momentos más significativos de la Semana Santa de Cartajima, y es que se celebró la tradicional procesión en la que se representó el Calvario de Cristo. Para ello el Santo, acompañado de la Virgen de los Dolores, abandonó el casco urbano y procesionó por los campos de los alrededores de la localidad. El mismo viernes a medianoche fue el momento en que la procesión de la Soledad salió a la calle. Este instante fue muy emotivo para todas las mujeres porque fueron ellas las encargadas de portar el trono de la Virgen durante su recorrido.
El Sábado Santo multitud de vecinos de Cartajima salieron al campo para hacerse con distintas ramas que sirvieron para confeccionar el Huerto y adornar las calles. Durante este día es tradicional que en el pueblo se lleve a cabo una jornada y almuerzo de convivencia organizado por la Hermandad del Niño Jesús. Además, tras la Eucaristía de la noche y en la madrugada del Sábado al Domingo de Resurrección, mientras bastantes hombres salían al campo para talar un chopo otro grupo de personas se encargó de realizar el Huerto, siendo alrededor de las cinco de la madrugada cuando los hombres volvieron y se puso en pie el árbol. Posteriormente se llevó a cabo la procesión del “Robo del Niño Jesús”, que consistió en trasladar la imagen desde la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario hasta el Huerto en un ambiente festivo, dejando al Niño Jesús en este sitio hasta que tuvieron lugar las tradicionales Cortesías, fiesta declarada de Singularidad Turística Provincial y nombre que se le da al peculiar encuentro entre la Virgen del Rosario y el Niño, que se produjo en la calle Ancha a mediodía. Después llegó el momento de colocar en el chopo la imagen simbólica de Judas y de quemarla antes de continuar con la procesión. Al término de la misma el municipio de Cartajima puso punto y final a la Semana Santa con una verbena en la que participaron una gran cantidad de personas.