Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Gastronomía

Ayuntamiento de Cartajima  • ayuntamiento@cartajima.es  • 952180751

Gastronomía

En Cartajima al igual que en el resto de los pueblos del Valle del Genal, la gastronomía tiene su fundamento en una larga tradición que ha sabido combinar los productos del terreno con la dieta alimentaria en función de la estacionalidad. La primavera es el tiempo de los guisos con hierbas silvestres como tagarninas, hinojos, collejas o espárragos trigueros. Durante todo el año se pueden degustar las ollas serranas y los diversos potajes de garbanzos, y, entre las carnes, los guisos de conejo y la amplia variedad de platos y embutidos procedentes del cerdo.

Un apartado especial merecen los productos de la huerta, el Valle del Genal nutre a sus pueblos de gran variedad de verduras, hortalizas y frutas frescas.

La repostería guarda en buena medida el recuerdo de la tradición morisca, siendo característicos la harina de trigo, el azúcar y el aceite de oliva combinados en perfecta armoní­a y aromatizados con canela, matalauva y ajonjolí­, y acompañados en ocasiones de almendras y nueces.

Merecida fama tiene el mosto que se produce en esta zona.

Platos típicos

En su gastronomí­a, cabe destacar:

  • Gazpacho caliente: se consume generalmente en invierno. Elaborado con productos de la tierra, como el aceite, ajo, pimiento y tomate, se sirve según el gusto de cada uno, bien simple o bien con acompañamiento
  • Gazpacho fresco: se consume generalmente en verano. Se prepara en frí­o a base de ajo, miga de pan, aceite, agua, vinagre, tomate y sal, con o sin pimiento y pepino
  • Las "tostaeras" de castañas: elaborada con castañas, canela, aní­s, café y azúcar. Se tuestan las castañas, se pelan se cuecen un poco. La castaña entera se pone en una olla a hervir (el agua debe de cubrir un poco la castaña) se le añade además un poco de canela, una pizca de aní­s y una cucharada de café de azúcar. Se va moviendo poco a poco, para que no se rompa mucho la castaña, y cuando están tiernas se apartan. A la hora de servira, se espolvorea con azúcar y un poco de canela. Masa frita: se trabaja bien la masa, se estira, se corta a cuadros o a tiras, y se fríen en abundante aceite. Finalmente, cuando están fritas se les espolvorea el azúcar.
  • Migas: se consume generalmente en invierno. Las migas se elaboran con agua y se toman acompañadas de uvas, melón, sandí­a, naranjas, aceitunas, arencas y otros productos del campo.
  • Rosquillas al horno: sus principales ingredientes son harina, aceite de oliva, azúcar, levadura, bicarbonato, aguardiente y aní­s. Se amasa todo muy bien, se hacen las rosquillas y se cuecen al horno. Hecho el rosco se pasa por aguardiente y finalmente se emborrizan con azúcar
  • Sopas de Pan y Ajo: se hace un refrito con aceite de oliva, tomates, pimientos, cebollas y ajos picados. Cuando el refrito está un poco hecho se le añaden los espárragos trigueros troceados, que se refrí­en durante 15 minutos. Además, se le añade cuadraditos de pan casero, dejándolo cocer todo unos 5 minutos más. Finalmente, se le añade agua hervida (2 cazos por persona). A esta sopa se le añaden huevos, y se retira del fuego cuando los huevos están cuajados.
  • Y también encontramos: conejo guisado, mosto y setas fritas.