Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

PARTICULARIDADES DE LA SEMANA SANTA DE CARTAJIMA

Ayuntamiento de Cartajima  • ayuntamiento@cartajima.es  • 952180751
Noticias

PARTICULARIDADES DE LA SEMANA SANTA DE CARTAJIMA

     Todos los años en Semana Santa el municipio de Cartajima recibe a numerosos vecinos que residen en otros puntos y registra la llegada de multitud de visitantes que acuden atraídos por la oportunidad de ser testigos directos de una festividad muy singular que los cartajimeños viven con mucha devoción. Este año no es así, ya que la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus ha obligado, al igual que en el resto del país, a suspender los actos que tradicionalmente se vienen celebrando en estas fechas. A continuación haremos un breve repaso de las particularidades de la Semana Santa de Cartajima incidiendo en sus ‘Cortesías” del Domingo de Resurrección, fiesta declarada de Singularidad Turística Provincial.
     Los actos programados se suelen iniciar con una solemne misa que se oficia en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario el Domingo de Ramos. De ahí pasamos al Miércoles Santo, cuando cobran protagonismo los niños gracias a que desde hace ocho años se organiza un desfile procesional en el que los más pequeños son los encargados de portar un trono sobre el que se sitúa la Cruz del Amor y una imagen reducida de Nuestro Padre Jesús. Además, las niñas acompañan la procesión vestidas de mantilla mientras otros se encargan de tocar música con tambores y trompetas. Durante los días previos al miércoles todos los niños llevan a cabo los preparativos y comprueban que los nombres de los alrededor de 70 hermanos están colocados en el estandarte.
     En la tarde del Jueves Santo sale la primera procesión oficial de Cartajima, en la que la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno recorre con las manos atadas las calles del pueblo seguido de la Virgen de los Dolores. Unas horas más tarde, en la madrugada del Viernes Santo, estas dos imágenes vuelven a ser las protagonistas de otro desfile procesional en el que Nuestro Padre Jesús porta la pesada cruz. Además, el mismo viernes por la tarde tiene lugar uno de los momentos más significativos de la Semana Santa de Cartajima, y es que se celebra la tradicional procesión en la que se representa el Santo Entierro de Cristo. Para ello el Santo, acompañado de la Virgen de los Dolores, abandona el casco urbano del municipio y procesiona por los campos de los alrededores de la localidad. Para finalizar con el Viernes Santo, a partir de la medianoche es el momento en que la procesión de La Soledad sale a la calle. Este instante suele ser muy emotivo para todas las mujeres porque son ellas las encargadas de portar el trono de la Virgen durante su recorrido.
     Por otro lado, el Sábado Santo toma el relevo la Hermandad del Niño Jesús y multitud de vecinos de Cartajima salen al campo para hacerse con distintas ramas que sirven para confeccionar el Huerto y adornar las calles. Este día es habitual que se organicen almuerzos colectivos en los que se respira un excelente ambiente.
     Además, en la madrugada del Sábado Santo al Domingo de Resurrección, mientras bastantes hombres van al campo para talar un chopo, otro grupo de personas se encarga de realizar el Huerto, siendo alrededor de las cinco de la madrugada cuando los hombres vuelven de las afueras del pueblo y se pone en pie el árbol. Posteriormente se lleva a cabo la procesión del “Robo del Niño Jesús”, que consiste en trasladar la imagen desde la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario hasta el Huerto en un ambiente festivo, dejando al Niño Jesús en este sitio hasta que tienen lugar las tradicionales Cortesías, nombre que se le da al peculiar encuentro entre la Virgen del Rosario y el Niño, que se produce en la calle Ancha pasado el mediodía. Antes de continuar con la procesión llega el momento de quemar en el chopo la imagen simbólica de Judas, que tradicionalmente es caracterizado de manera que haga referencia a algún personaje de actualidad. Al término del desfile procesional el municipio de Cartajima pone punto y final a la Semana Santa con un almuerzo y una verbena en la que participa una gran cantidad de personas.